Como cada mes, os ofrecemos un nuevo artículo sobre Recorridos por los Paisajes de Andalucía. Esta octava entrega está dedicada a los Paisajes Áridos. En esta ocasión visitaremos varias comarcas de las tierras de la provincia de Almería que se despliegan desde el interior hasta la costa, desde áreas de serranía a campiñas esteparias y litorales, subdesiertos, vegas y valles.

Estos paisajes almerienses se dividen en las mismas cinco grandes categorías en que se han agrupado los paisajes de Andalucía. Un repertorio de los paisajes áridos en principio muy diverso en el que, sin embargo, no faltan las coincidencias en la fisionomía de sus ámbitos paisajísticos.

SERRANÍAS DE MONTAÑA MEDIA Y BAJA

Comenzamos este itinerario abordando el tramo almeriense de las Sierras de Baza y los Filabres. Un extenso ámbito de montaña media perteneciente al Sistema Penibético que alcanza una altitud en sus cumbres que superan los 2.000m. Le caracteriza un sustrato rocoso de esquistos y afloramientos de mármoles, explotados en las célebres canteras de Macael. A consecuencias de la actividad minera e industrial, sufrió una intensa deforestación. La vegetación que le sustituye es el matorral, breñal, bosque de repoblación y espartizal, junto con exiguas parcelas de cultivo.

Al norte de Almería, en el ámbito de montaña media del Sistema Penibético hallamos las Sierras de las Estancias. Abarca las serranías de Lúcar, Madroñal, Orial y del Saliente, así como una amplia área de colinas que se extienden hasta la región de Murcia. En su territorio predominan las colinas y relieves bajos con intrusiones de alineaciones montañosas, con altitudes entre unos 500 y 1,722 m. Sus paisajes denotan un elevado nivel de trasformación, prevaleciendo los cultivos del almendro y tierras de labor, junto con los pinares y encinares de repoblación.

Continuamos nuestro recorrido por la provincia de Almería hasta llegar a la zona sur del Mediterráneo donde se encuentran las Sierras Alhamilla y Cabrera. Componen un ámbito discontinuo de abruptas serranías separando los desiertos de los Campos de Níjar y el Cabo de Gata. Las formaciones montañosas se articulan desde el nivel del mar en el extremo oriental de Sierra Cabrera a un máximo de 1.387 m en Sierra Alhamilla. La cobertura vegetal que viste el territorio en su mayoría es de breñal y espartizal a causa de la escasa precipitación en la zona.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

VEGAS Y VALLES ESTEPARIOS

Flanqueado por las sierras de los Filabres y las Estancias, el Alto Almanzora comprende los llanos y relieves adyacentes al río Alamanzora. Este río atraviesa la provincia de Almería desde la Depresión de Baza hasta el Mediterráneo. La superficie presenta áreas muy erosionadas, llanos y veas fluviales junto a un pequeño macizo montañoso. La vegetación que predomina es el matorral y el esparizal además de zonas cultivadas de secanos de labor debido al clima semidesértico de este área.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

CAMPIÑAS ESTEPARIAS

El clima extremo, cálido y seco, las precipitaciones infrecuentes y torrenciales y los terrenos para la agricultura dan lugar a las campiñas esteparias.

En el extremo nororiental de Almería, los Campos de Huércal Overa conforman un altiplano intramontañoso con un relieve de cárcavas y barrancos. La cobertura sedimentaria, las vegas y terrazas en torno a los cauces fluviales revisten esta visual de las campiñas esteparias. Mientras que los llanos tienen altitudes de 250- 600 m, las sierras se elevan hasta más de 800 m. Al margen del matorral y el espartizal, este paisaje es eminentemente agrícola, ocupado por almendrales, tierras de labor y regadíos.

Por otro lado, observamos los Campos de Tabernas situado entre la Sierras de los Filabres, el desierto almeriense y las sierras de Alhamilla y Cabrera. Sus condiciones son casi desérticas y el relieve se muestra modelado por intensos procesos erosivos. En esta depresión se conjugan los planicies y formaciones erosionadas con colinas y parameras, a una altitud entre los 300m hasta algunos puntos de 900m. La fisionomía de estos campos se componen de matorral, espartizal, cultivos de secano, herbáceos y leñosos, y algunos regadíos.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

SUBDESIERTOS

El área paisajística que representa la aridez y ausencia de vegetación más extremas, a excepción del matorral ralo, se halla únicamente en Almería. Constituye uno de los ámbitos de paisaje más llamativos y singulares de Andalucía destacando el Desierto de Tabernas, único en Europa. Se configuran mediante alineaciones montañosas y áreas de suelos pobres muy erosionados, con altitudes entre 100 y más de 1.800 m.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

COSTAS CON CAMPIÑAS COSTERAS

Se trata de un área de paisajes que engloba ámbitos muy diversos y variados, cubriendo una amplia extensión en las comarcas orientales de Almería.

En el extremo oriental de Almería, el Bajo Almanzora es un espacio de campiña con salida a las desembocaduras de los ríos Almanzora y Antas. La áreas bajas forman llanuras y vegas, que se tornan en badlands (áreas con una erosión devastadora a causa de las infrecuentes e intensas lluvias). El matorral, breñal arbolado y pastizal configuran los paisajes más áridos y erosionados, mientras que los suelos fértiles se aprovechan para el regadío y frutales.

Finalizamos este recorrido por los paisajes áridos visitando los Campos de Níjar. Se trata de una amplia comarca de campiña costera en las cercanías de Sierra Alhamilla y el Cabo de Gata. Los llanos predominan en la mayor parte de la superficie, junto con relieves y formas erosivas, como colinas o badlands, en altitudes de los 300 a 734 m. El predominio del breñal y espartizal se combina con los cultivos de secano y los invernaderos, en reciente expansión. Este ámbito se halla en el espacio protegido del Parque Natural Cabo de Gata- Níjar.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Este artículo está inspirado en la “Memoria visual de los Paisajes de Andalucía (2018)” publicada por la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, que nos da a conocer el increíble patrimonio de Andalucía. Lo hace de forma visual a través de imágenes aéreas que nos permiten ver el paisaje de una manera global.

Más información