Retomamos nuestra particular ruta por los paisajes de Andalucía con una nueva entrega. En esta ocasión, nos detenemos en las espectaculares Sierras Béticas: desde el nordeste de Almería hasta el Estrecho de Gibraltar.

Los escarpados macizos montañosos alcanzan una altitud entre los 1.000 y 2.000 metros. Sus numerosos parques naturales y otros espacios protegidos de gran riqueza y variedad recogen extensas áreas silvestres, pastizales, zonas de secano y cultivos de olivar, bajo el predominio de los aprovechamientos tradicionales ganaderos y forestales.

Serranías de montaña media.

Al norte de las provincias de Almería y Granada nos topamos con la Sierra de María. Sus arboledas silvestres cubren más de un tercio de su superficie y conviven con el matorral, el espartizal y pinares autóctonos y de repoblación. Es un ámbito poco poblado, caracterizado por sus relieves calcáreos y con una altitud máxima de 2.045 m.  Gran parte de esta serranía constituye el Parque Natural Sierra María- Los Vélez. Continuando en Granada y llegando hasta Jaén observamos la romántica estampa de las Sierras de Castril- La Sagra. Serranía de sustrato calizo y una orografía muy quebrada en la que resalta La Sagra, una cumbre con 2.381 m de altura. La mayoría de la superficie está ocupada por bosque mediterráneo y pastizal.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Al norte de la provincia de Granada si sitúan los Montes Orientales, de relieve poco acusado y altitudes a partir de los 560 m. La mayor parte de la superficie está dedicada a la agricultura, con olivar y herbáceos de secano como cultivos principales. En la zona centro de Granada nos topamos con las Sierras Arana. De orografía escarpada con altitudes de entre 700-1.000 m y un máximo de 2.027m. se caracteriza por el breñal y la arboleda silvestre, olivares, pastos y coníferas de repoblación. Por sus valores naturales y paisajísticos, buena parte de su ámbito se incluye en el Parque Natural Sierra de Huétor.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

En la extensa serranía oriental de la provincia de Jaén, con una altitudes entre 1.100 m y 2.000 m, están las Sierras de Cazorla y Segura. Dos formaciones montañosas separadas por un valle intermedio con cerros y vegas fluviales. Los bosques son los principales protagonistas y dan cobijo a fauna ibérica de pinar y monte. Su patrimonio cultural y biológico está protegido en el Parque Natural Sierra de Cazorla, Segura y Las Villas. En la zona meridional jienense se localizan las Sierras de Alta Coloma y Mágina. El Parque Natural de Sierra Mágina muestra abruptas formaciones rocosas calcáreas. La vegetación característica es el matorral, las arboledas silvestres y pastizales con una gran presencia del olivo.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Este apartado contempla el sector occidental de los macizos granadinos de la Sierra de Baza y Filabres, que su cima asciende hasta 2.269 m. En esta serranía declarada parque natural, figura reductos de la vegetación autóctona que se extienden por los pinares de repoblación. Por otro lado, al sudeste de Córdoba se sitúan las Sierras de Cabra- Albayate. Sobre este ámbito se ha delimitado el Parque Natural Sierras Subbéticas. Sus materiales calizos dan lugar a enclaves montañosos junto a colinas y cerros con una altitud máxima de 1.568 m. De nuevo, el olivo es la cobertura arbórea que destaca, tanto en las áreas silvestres como en las cultivadas.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Frente a las costas de Granada y Málaga se forman las Sierras de Tejeda- Almijara. Este conjunto montañoso del Sistema Penibético comprende altitudes medias de 600 y 1.600 m y máximas de 2.069 m. Con fuertes pendientes , presenta una vegetación sobre todo de sotobosque, pastizal, arboleda silvestre y exiguas parcelas de cultivo. Gran parte de este ámbito pertenece al Parque Natural Sierras de Tejeda, Almijara y Alhama. Por otro lado, centrándonos en el ámbito de la Cadena Penibética paralelo a la costa este de Málaga se encuentran ubicados los Montes de Málaga- Axarquía. De paisaje relativamente humanizado, cuenta con amplias superficies cultivadas de almendros y olivos. Sus espacios de mayor calidad medioambiental se inscriben en el Parque Natural Montes de Málaga.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

En el paisaje de la Cordillera Subbética, las Sierras de Loja forman abruptos relieves de rocas de tipo calizo entre los 600 y 1.600 m. En su visual se aprecian singulares formaciones kársticas como el Torcal. Predominan el breñal y pastizal, junto a cultivos en los fondos de valle. Asimismo, si nos adentramos en la cadena de macizos montañosos de Málaga y Cádiz, observamos las Serranías de Ronda y Grazalema. Concretamente en el extremo occidental de las cordilleras Subbética y Penibética, con un máximo de 1.918 m de altitud. La vegetación que abunda es una frondosa cobertura de arboleda y sotobosque silvestre. Por su alto valor medioambiental, gran parte de este ámbito está protegido por los parques naturales Sierra de Grazalema y Sierra de las Nieves.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Acercándonos al oeste de Málaga y con altitudes de hasta 1.500m se halla Sierra Bermeja. Esta área cuenta con varios espacios protegidos de gran interés. Por último, nuestras ruta por las Sierras Béticas concluye en Los Alcornocales. Estas serranías del  entre Málaga y Cádiz, coinciden en su mayor parte con el Parque Natural al que dan nombre. Muestra un predominio de afloramientos de areniscas silíceas y alineaciones montañosas. En general, presenta un paisaje poco alterado, con vastas formaciones de matorral y arboledas silvestres.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Continuaremos nuestro recorrido por los paisajes de Andalucía y sus fascinantes visuales en la próxima entrega. Para la elaboración de este articulo nos hemos basado en la “Memoria visual de los Paisajes de Andalucía (2018)”. Puedes encontrar más información de interés relacionada en los siguientes enlaces: