La primera parte del proyecto Life bioDehesa llega a su fin, asegurando su continuidad hasta 2020. La participación de la REDIAM, clave en la delimitación y caracterización de las formaciones adehesadas.

Una de las formaciones más singulares que habitan nuestros espacios forestales es la dehesa. Su estado de conservación se encuentra ciertamente muy comprometido. Se debe fundamentalmente, al deterioro del arbolado y su falta de regeneración.

Además de configurar un paisaje muy característico y un ecosistema muy peculiar, las dehesas son un prototipo o ejemplo de sostenibilidad. Los aprovechamientos de tipo agroganadero y forestal son ejemplo de ello.

La preocupación, el compromiso y el trabajo de Administración andaluza por este ecosistema singular queda reflejado en el desarrollo de un marco normativo específico: la Ley 7/2010, de 14 de julio, para la Dehesa y el Plan Director de las Dehesas de Andalucía como instrumento de planificación general.

Proyecto Life bioDehesa, conservando nuestra dehesa frente al cambio climático.

De gran importancia ha sido la dirección por parte de la Administración medioambiental del Life bioDehesa. El Seminario final de este proyecto europeo tuvo lugar en Sevilla el pasado mes de mayo. Con un presupuesto de más de 32 millones de euros se asegura su continuidad hasta 2020. De esta forma, se garantiza la consecución de su principal objetivo: “ fortalecer la capacidad de respuesta de la dehesa frente a su deterioro, envejecimiento y vulnerabilidad al cambio climático”

Toda la información sobre el proyecto en el enlace de su web: http://www.biodehesa.es/

La colaboración de la REDIAM en el Life bioDehesa.

Desde el inicio del proyecto, la REDIAM ha tenido tenido una importante participación.  El respaldo en las tareas de recopilación de información y caracterización de las formaciones adehesadas en Andalucía ha sido clave. Los resultados de todos los trabajos están disponibles en el Canal web de la REDIAM:

 

*Más entradas sobre biodiversidad en el Blog de la Comunidad REDIAM