La semana pasada se aprobó en Consejo de Gobierno el inicio de la tramitación del anteproyecto de Ley de Economía Circular de Andalucía. Su objetivo es el de crear un marco normativo adecuado para la transición hacia un modelo de protección ambiental que fomente el uso racional de los recursos, alargue la vida útil de los productos y minimice la generación de residuos. Se trata de una materia de la que la REDIAM se hace eco a través del seguimiento de indicadores concretos que forman parte del Sistema de Indicadores Ambientales de la REDIAM  y con su inclusión en el Informe de Medio Ambiente de Andalucía 

En el Consejo Europeo de Medio Ambiente celebrado el 4 de octubre de 2019 se adoptaron unas conclusiones sobre la economía circular. Entre ellas se hace hincapié en que se precisan nuevas medidas más ambiciosas para estimular la transición sistémica hacia una sociedad sostenible. En concreto, el Consejo pide iniciativas para promover una circularidad sistémica en toda la cadena de valor, también desde la perspectiva del consumidor, en sectores clave como el textil, los transportes, la industria alimentaria, así como la construcción y demolición.

Andalucía ya es pionera en la adaptación de esta estrategia europea a su legislación y modelo de gestión de los residuos en nuestra la comunidad. En marzo de 2019, se aprobó el acuerdo de formulación del Plan Integral de Residuos de Andalucía. Hacia una Economía Circular en el Horizonte 2030 (PIRec 2030) que contribuirá a reforzar y acelerar la transición de Andalucía hacia una economía circular, al fomentar la utilización de materias primas secundarias para aprovechar al máximo los recursos materiales y energéticos que poseen los residuos.

Desde esta perspectiva, pretende acabar con el concepto lineal fabricar-usar-tirar y apostar por una economía más limpia y competitiva, capaz tanto de renovar los sectores productivos tradicionales como de abrirse decididamente a las nuevas actividades demandantes de empleos estables y de calidad.

Esta tendencia queda reflejada en los trabajos desarrollados por la Red de Información Ambiental de Andalucía, que cada año dedica un capítulo a la “economía circular” en el Informe de Medio Ambiente de Andalucía, y a través del seguimiento de la evolución de los residuos mediante cuatro indicadores (incluidos en el Sistema de Indicadores de Andalucía): la producción de residuos municipales, el tratamiento de residuos municipales, la recogida selectiva y el reciclaje y la producción de residuos peligrosos.

Cifras clave…

Producción de residuos municipales

Los residuos municipales son son aquellos cuya recogida, transporte y tratamiento es competencia de las entidades locales. Se distinguen dos tipos: mezclados (residuos domésticos y similares) y de recogida separada (envases de papel-cartón, ligeros y de vidrio, residuos de aparatos eléctricos y electrónicos -RAEE- de origen doméstico, pilas y acumuladores portátiles, residuos textiles de origen municipal, restos de medicamentos, aceites vegetales usados y la parte detraída a la fracción orgánica correspondiente a la recogida selectiva).

En relación con éstos, Andalucía ha registrado en 2018 una producción de 4.590,6 miles de toneladas, lo que supone una ratio de 547,5 kg por habitante (1,5 kg al día por habitante). Esta producción es un 6% más elevada que la del 2017 y la más alta desde 2013.

Tratamiento de residuos municipales

De los 4.590,6 miles de toneladas recogidas en 2018 en Andalucía (contando con la recogida selectiva), un 69,5% se gestiona en plantas de recuperación y compostaje, el 19,7% se trata en vertederos controlados y el 10,8% restante se destina al reciclaje. A partir de 2016 aumenta el porcentaje de reciclaje, debido a que se incluyen datos de otras fracciones de residuos recogidos de forma selectiva, además de papel-cartón, vidrio y envases ligeros, que es lo único que se había considerado en años anteriores.

El porcentaje de residuos gestionados en vertederos controlados en Andalucía ha permanecido estable desde el año 2013 al 2018, situándose en torno a un 19%.

Recogida selectiva y reciclaje

La  recogida separada de residuos ha evolucionado de manera diferente dependiendo del tipo de residuo. Así pues, la recogida de envases de vidrio ha aumentado de manera ininterrumpida desde el año 2011 con un crecimiento total en 2018 del 29%, respecto a 2011. A pesar de esto, cabe mencionar que no se cumple el objetivo de reciclado del 60% establecido en la legislación, de los envases de vidrio procedentes del ámbito doméstico y canal HORECA (HOteles, REstaurantes y CAfeterías). En Andalucía, el porcentaje de vidrio reciclado es de un 39,7% en 2018, y en España, de un 57,3%.

En contraposición al aumento de recogida separada de envases de vidrio, los envases ligeros y el papel-cartón han experimentado una evolución cambiante de 2011 a 2018, habiéndose producido en 2018 un aumento considerable de la recogida separada respecto al año anterior de un 10% y un 6%, respectivamente. En ambos casos se cumplen los objetivos de reciclado establecidos en la legislación vigente, tanto en Andalucía como en España, si bien es cierto que estos pasarán a ser más exigentes cuando se trasponga a la normativa nacional las modificaciones de las Directivas europeas aprobadas en los últimos años.

Producción de residuos peligrosos

Con respecto a la  producción declarada de residuos peligrosos en Andalucía, ésta ascendió a 327,6 mil toneladas en 2018. Además, se gestionaron en Andalucía algo más de 842,5 mil toneladas, un 22,5% más que en el año 2017. Las provincias de Cádiz y Huelva acapararon el 63,2% de la gestión de estos residuos.

Respecto al tratamiento que recibió la producción declarada en Andalucía durante el año 2018, se destinaron a valorización 1,15 toneladas por cada tonelada con destino a eliminación, relación conocida como ratio R/D donde se incluyen operaciones de gestiones intermedias. Esta ratio R/D ha ido progresivamente aumentando a lo largo de los años. En el año 2011, primero del que se tienen cálculos, la R/D era de 0,52.

Más información…

Toda esta información queda presentada en el Informe de Medio Ambiente de Andalucía, 2019 y a través del Sistema de Indicadores de Andalucía. Igualmente se puede acceder a toda la información estadística sobre residuos en el Visor de Estadísticas de Andalucía.