El uso de la bicicleta en Andalucía, como medio de transporte urbano, está adquiriendo cada vez más protagonismo entre la ciudadanía. Según datos estadísticos obtenidos de diferentes fuentes, el 15% del conjunto de las emisiones se debe a los desplazamientos en vehículo privado. Además, gran parte de estos desplazamientos se realizan en zonas urbanas en recorridos inferiores a los 5 km, distancia idónea para recorrer en bicicleta.

El Informe de Medio Ambiente de Andalucía 2017 (IMA) y el Informe del Barómetro de la Bicicleta en España han servido de guía para la elaboración de este artículo sobre el uso de la bicicleta en Andalucía. El IMA constituye un análisis anual del estado del medio ambiente coordinado por la REDIAM. Destacan temáticas como la calidad del aire o el medio ambiente urbano, entre otras. Por su parte, el Barómetro de la Bicicleta en España se realiza por GESOP (Gabinete de Estudios Sociales y Opinión Pública) en colaboración con la DGT. Su objetivo es conocer  la evolución de los hábitos y el uso que los españoles hacen de la bicicleta y las demandas que tienen en relación a ésta.

En algunos países de Europa, la bicicleta ya es un medio habitual de transporte para desplazarse dentro de las ciudades, a pesar de contar con condiciones orográficas y climatológicas más adversas que las de nuestra región. Asimismo, y según refleja el Barómetro de la bicicleta, España muestra un aumento considerable de uso de este medio de transporte con respecto a años anteriores. Encontramos que 3,8 millones de personas usan la bicicleta casi a diario y alrededor de 20 millones la utilizan con frecuencia. Cabe destacar que las Comunidades Autónomas donde más se emplea este medio de transporte son País Vasco, Andalucía o la Comunidad Valenciana.

Informe del Barómetro de la Bicicleta 2017.

Según el IMA en Andalucía, el perfil de usuario que utiliza la bici es urbano y joven. Tres de cada cuatro usuarios de la bicicleta tienen un grado de estudios medio o alto y la gran mayoría cree que la principal ventaja del uso de la bici es la que aporta a la salud. En el Barómetro de la bicicleta resaltan otros aspectos como la rapidez en los desplazamientos, su carácter ecológico y el ahorro económico.

 Por otro lado, el 80% de los usuarios creen que es necesario que las Administraciones fomenten la utilización de este medio de transporte para seguir ganando adeptos. Asimismo, la mitad de la población está de acuerdo en que el aumento del uso de la bici es crucial para la reducción de la contaminación ambiental. Además, la mayoría de los andaluces residentes en ciudades de cien mil habitantes o más, afirman que su municipio es seguro para el uso de la bici como medio de transporte y destacan la cantidad de vías acondicionadas para circular por ellas.

Informe del Barómetro de la Bicicleta 2017.

Informe del Barómetro de la Bicicleta 2017.

El uso de la bicicleta es la mejor alternativa al impacto que generan las emisiones de los vehículos al medio ambiente. Cuando se alcanza altos niveles de partículas en la atmósfera, éstas producen un aumento de las admisiones hospitalarias por enfermedades respiratorias, cardiovasculares y una reducción en la funcionalidad pulmonar. Asimismo, la contaminación atmosférica causa en Europa unas 350.000 muertes prematuras al año, de las cuales, 16.000 corresponderían a España, muy superior a las que provocan los accidentes de tráfico.

Según el Centro de Salud de la Universidad Alemana del Deporte de Colonia la práctica de la bici se traduciría en:

10 minutos: mejora articular.
20 minutos: refuerzo del sistema inmunitario.
30 minutos: mejoras a nivel cardiovascular.
40 minutos: aumento de la capacidad respiratoria.
50 minutos: aceleración del metabolismo.
60 minutos: control de peso, antiestrés y bienestar general.

Por todo esto, la bicicleta sigue reclamando una mayor importancia dentro de las estrategias europeas destinadas a reducir las emisiones de carbono del sector transporte. Actualmente, dichas estrategias están enfocadas en la promoción del transporte público y en la eficiencia energética de los vehículos a motor.

Nuestra Comunidad ya tiene elaborado un plan de movilidad urbana sostenible. El objetivo es disminuir atascos, accidentes y ruido, contribuir al efecto invernadero y promocionar energías más limpias. Además, de forma indirecta, mejorará las condiciones de accesibilidad para las personas con movilidad reducida. En definitiva, pretende integrar todos los beneficios asociados al transporte sostenible, a la calidad de vida de los habitantes y al medio ambiente urbano.

bicicleta

Banco Audiovisual de la Junta de Andalucía.

A través del Canal de la REDIAM puedes acceder a gran cantidad de información relacionada con la movilidad sostenible y el medio ambiente urbano. Puedes consultarla en los siguientes enlaces: