El análisis meteorológico realizado por la REDIAM constata unas circunstancias excepcionales, en las que que se han sucedido más de 8 meses con temperaturas inferiores a los valores de referencia. ¿Es un signo de cambio climático?

Nos enfrentamos a un inicio de verano muy primaveral, donde el calor extremo todavía no ha aparecido. Sin duda, contrasta con el de la temporada pasada que, en estas fechas, estaba siendo tan duro como de costumbre. Los días de calor elevado se sucedían y con frecuencia se superaban las marcas de las series históricas. De hecho, julio de 2017 tuvo un carácter extremadamente cálido y se superaron en más de 4ºC las temperaturas medias de referencia, una auténtica barbaridad a la que nos estábamos acostumbrando año tras año.

Desde noviembre de 2017, se han sucedido hasta 8 meses consecutivos con temperaturas inferiores a los valores de referencia. Estas circunstancias son realmente excepcionales ya que, analizando la serie histórica de observaciones que se inicia en el año 1951, sólo se habían producido en una ocasión entre octubre de 1990 y mayo de 1991.

A pesar de la sucesión de forma consecutiva de estos 8 meses frescos, ha sido con la entrada del verano y la llegada de las vacaciones, acostumbrados a pasar grandes calores en toda la región, cuando hemos sido verdaderamente conscientes de esta importante variación en nuestro clima. Junio ha tenido un carácter frío, con 21ºC de promedio y 1,2ºC por debajo de la media de referencia. Desde 1997 no se producía un mes de junio con temperaturas inferiores a la media de referencia. Los primeros seis meses del año han tenido el quinto promedio más bajo desde 1951. Contrasta con el promedio del mismo período del año pasado que era también el quinto más alto.

 

Gráfico. Año hidrometeorológico

 

Con las precipitaciones de marzo y abril, se ha revertido la situación de sequía en gran parte de la región.

También hay que tener en cuenta que, aunque es un fenómeno general, no afecta en la misma medida a toda la región. Así por ejemplo, la Cuenca Mediterránea y, especialmente, la Costa del Sol están viviendo un año hidrometeorológico de características muy similares a los de años anteriores.

¿Y qué ha pasado con las precipitaciones? Casi siempre puede verse una correspondencia inversa entre esta variable y las temperaturas, de forma que los años cálidos suelen ser secos y los más suaves suelen ser lluviosos. Algo de esto se ha visto también en el año hidrometeorológico actual ya que, tras un preocupante periodo de sequía, las lluvias fueron muy abundantes en los meses de marzo y abril, lo que permitió superar la situación de sequía en la mayor parte de la región. Las precipitaciones del año hidrometeorológico 2017-2018 se acercan a las del periodo de referencia, dando al conjunto del año un carácter normal.

A pesar de esta firme tendencia de los últimos meses es difícil determinar qué pasará en el futuro inmediato. Según AEMET, no habrá una variación significativa en el comportamiento de las precipitaciones y las temperaturas para los próximos meses

Análisis climático. 2018

Las situaciones climáticas extremas son un claro signo de cambio climático.

¿Y qué pasará ahora? ¿Es que ya no habrá cambio climático? En nuestra sociedad somos muy dados a, de forma drástica, cambiar de opinión y olvidar rápidamente nuestro pasado reciente. Obviamente, el problema del cambio climático sigue presente y, precisamente, este periodo frío puede ser una señal más del mismo. El cambio climático viene caracterizado por un aumento de las situaciones extremas, especialmente de fenómenos meteorológicos extremos. A pesar del aumento de la variabilidad de nuestro clima y que podamos tener algún periodo aparentemente benigno, la tendencia hacia el aumento de las temperaturas es clara y será lo habitual en los próximos años. Será necesario un estudio más exhaustivo y con una mayor perspectiva para poder confirmar esta hipótesis.

En definitiva, estamos viviendo unos meses de climatología muy apetecible que debemos disfrutar y aprovechar. No debemos olvidar que el cambio climático es un problema global y que todos debemos contribuir en su mitigación.

Saber más…