La cuenca del Guadalquivir es la que, acorde a su extensión, mayor número de presas y embalses tiene en Andalucía. Uno de estos almacenes de agua es la presa de la Fernandina, que se encuentra anclada en una cerrada del río Guarrizas, en la provincia de Jaén, desde el año 1991. El riego y el abastecimiento a localidades como Linares, La Carolina, Vilches, Santa Elena, Guarromán o Aldeaquemada son el destino de sus aguas.

La actividad económica del entorno rural se nutre de la ganadería, con abundantes fincas destinadas a este fin, el olivar y la caza menor. Mucho tiempo atrás, en la época de los cartaginenses, también existía actividad minera. Una de sus famosas minas, “Palazuelos“, de donde se extraía plomo y plata, se encuentra bajo las aguas del pantano.

¿Qué esconde la Fernandina?

Sin embargo, uno de los secretos mejor anegado ha salido a flote gracias al visor comparador de ortofotos Rediam.  Y es que bajo las aguas de la Fernandina se encuentra el pequeño embalse de Panzacola, ubicado aguas arriba del río Guarrizas, en el antiguo trazado de la carretera de La Carolina a Vilches (A-301). Podríamos decir que se trata de un cazador de 1,9 hectómetros cúbicos que fue cazado por otro mayor de 242.

A continuación mostramos tres imágenes del pantano de la Fernandina, del mismo trozo de terreno, obtenidas del visor comparador Rediam. Cada una de ellas corresponde a tres décadas diferentes:

Año 2008

En esta imagen de hace 10 años, se muestra el terreno en unas condiciones muy similares a como se encuentra actualmente. Destaca el actual trazado de la carretera La Carolina-Vilches (A-301) a su paso por el pantano. Por encima de la carretera, en el cuadrante sureste de la imagen, se aprecia el antiguo trazado de la carretera que se pierde en las aguas del embalse.

Embalse de la Fernandina y trazado actual de la carretera A-301. Año 2008.

Año 1977

En este año el pantano no estaba construido, quedando al descubierto la totalidad del antiguo trazado de la carretera A-301. Destacamos de esta su paso sobre el río Guarrizas, con un puente actualmente sumergido. Y un poco más arriba, siguiendo el cauce del río, nuestro cazador cazado por la Fernandina, la presa de Panzacola. Si volvemos a la imagen de 2008, vemos como la lámina de agua oculta completamente el dique de la presa. Un botín de 1,9 hectómetros cúbicos de agua entregados para una causa mayor.

Embalse de Panzacola y antiguo trazado de la carretera A-301. Año 1977.

Año 1956

Y por último 1956, año en que no estaban construidos ninguno de los dos embalses. La carretera conserva la silueta de veinte años después. Sin embargo, el cauce del río Guarrizas se encuentre estilizado, adecuado solamente a lo que las lluvias de ese año le permitieron, y lejos de la retención de líquidos que alteraría su silueta en años posteriores.

Río Guarrizas y antiguo trazado de la carretera A-301. Año 1956.

Más información

Comparador WMS de ortofotos de Rediam

 

Imagen de cabecera: Embalse de la Fernandina y laderas con dehesa en Sierra Morena (Jaen) en primavera 2007