En 1930, Roy Clapham acuñó el término ecosistemas como un conjunto de componentes físicos y biológicos de un entorno. Más tarde, en 1935, el botánico Arthur George Tansley incluyó que un ecosistema también comprende las relaciones entre los individuos de una comunidad y su medio.

Desde entonces, son múltiples los estudios que se han llevado a cabo sobre los ecosistemas y las clasificaciones que se han realizado de los mismos. Actualmente, los ecosistemas han tomado especial relevancia tras la ratificación por parte de España del Convenio sobre la Diversidad Biológica (CDB), que establece “la protección de los ecosistemas, los hábitats naturales y el mantenimiento de poblaciones viables de especies en entornos naturales” como un compromiso a desarrollar. Esto supone la necesidad de identificar espacialmente los ecosistemas en Andalucía.

Elaboración de la primera cartografía sobre ecosistemas de Andalucía

En este sentido, desde la REDIAM, y en estrecha colaboración con el Área de Planificación, Calidad e I+D+I de la Agencia de Medio Ambiente y Agua, ha elaborado la primera cartografía de los ecosistemas de Andalucía, a escala 1:10.000. Se trata de un producto imprescindible y determinante para poder evaluar el estado de los ecosistemas y realizar un seguimiento adecuado. además posibilita estudios de la conectividad existente entre ellos y sus hábitats de interés comunitario asociados, análisis de servicios ecosistémicos que proporcionan al bienestar humano o la evaluación de las implicaciones de los procesos de cambio global sobre la provisión de estos servicios ecosistémicos a medio y largo plazo, incluyendo el cambio climático.

Para la elaboración de la cartografía de los ecosistemas andaluces se han utilizado diversas fuentes de información de la REDIAM. Como información de base, el Sistema de Información sobre el Patrimonio Natural de Andalucía, SIPNA, que integra y mantiene diferentes contenidos de información de especial interés tales como la ocupación del suelo, la caracterización de la vegetación a escala de detalle, los Hábitats de Interés Comunitario (HIC), la vegetación potencial y la biogeografía andaluza (pisos bioclimáticos, ombroclimas y sectores biogeográficos).

Análisis de los tipos ecosistémicos en Andalucía

La definición de los tipos ecosistémicos andaluces es un trabajo complejo dada la diversidad de clasificaciones clasificaciones existentes según la procedencia, funcionalidad, uso, etc. La variabilidad de nomenclaturas utilizadas para un mismo territorio ha hecho necesario consensuar un lenguaje único para los ecosistemas andaluces, que facilite su identificación y gestión.

1. Diagnóstico de clasificaciones de referencia

Para la definición de los diferentes tipos ecosistémicos andaluces, se han consultado las siguientes clasificaciones de referencia a escala europea, nacional y regional:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

2. Establecimiento de correspondencia entre las clasificaciones de referencia y SIPNA

El hecho de que SIPNA se configure a través de un modelo de datos relacional centrado en las geometrías, y donde cada polígono se asocia a información recogida en una o varias tablas, hace necesaria la implementación de una pasarela transforme la cartografía de ecosistemas a un modelo de datos plano, en el que a cada polígono le corresponda un sólo registro en una única tabla asociada que recoge los diferentes tipos de ecosistemas.

Esta pasarela se basa en una serie de consultas complejas pero directas sobre la información de partida, lo que la convierte en una metodología fiable y reproducible en el tiempo. Es, por tanto, muy útil en el seguimiento del estado de los ecosistemas andaluces.

El resultado final es una leyenda de tipos ecosistémicos jerarquizada en cuatro niveles de agrupación. En la actualidad, la cartografía se ha generado en sus tres primeros niveles de leyenda, aunque ya se está trabajando en el cuarto y último.

 

Más información

Cartografía de Ecosistemas de Andalucía. Descarga
Artículos relacionados en el Blog de la Comunidad REDIAM