El problema de la contaminación del aire es una preocupación a nivel global. Cada día somo más los que nos interesamos por la composición del aire que respiramos y las consecuencias que puede tener sobre la salud y el medio ambiente. También se hacen eco las diferentes administraciones con la aplicación de mecanismos legislativos y de gestión para la mejora de la calidad del aire. A pesar de ello, las evaluaciones efectuadas indican que aún existen niveles de contaminación con efectos adversos negativos.

 

LA CALIDAD DEL AIRE EN ANDALUCÍA

La calidad del aire en Andalucía está muy condicionada por sus circunstancias climatológicas. Los episodios de alta radiación solar, temperaturas altas, bajas precipitaciones, estabilidad atmosférica y proximidad al continente africano son factores clave.

Unido a lo anterior, la reactivación económica ocurrida a partir de 2014 ha propiciado un aumento del nivel de emisiones de la industria, así como las originadas por el tráfico rodado.

En Andalucía, los principales problemas de contaminación están asociados a elevados niveles de partículas, óxidos de nitrógeno y ozono. El tráfico rodado es el principal emisor de dióxido de nitrógeno, uno de los contaminantes nocivos para la salud y precursor del ozono y de las partículas que pueden formarse en la atmósfera. Pero tambiénn tiene un papel importante algunas fuentes de emisión en el hogar como las calefacciones. 

 

EVALUACIÓN DE LA CALIDAD DEL AIRE. DATOS INFORME DE MEDIO AMBIENTE 2017

Cada año, el Informe de Medio Ambiente de Andalucía (IMA) recoge los datos de calidad del aire de la Comunidad. El índice de Calidad del aire es el parámetro de medida y se evalúa a partir de los datos que ofrece la Red de Vigilancia y Control de Calidad del Aire.

En el último IMA publicado, el relativo a 2017, ofrece unos resultados poco favorables para partículas inferiores a 10 micras (PM10), ozono, monóxido de carbono, dióxido de nitrógeno y sulfuro de hidrógeno.

Según los valores límite, objetivo y umbrales legales se establecen cuatro categorías: buena, admisible, mala y muy mala. El número de situaciones malas y muy malas aumenta ligeramente debido a niveles altos de partículas PM10 y ozono, fundamentalmente.

No obstante, en términos generales, el índice de calidad del aire en Andalucía mantiene una tendencia estable. Aunque el porcentaje de días con situación admisible desciende un punto en 2017 con respecto a 2016.

 

MECANISMOS DE REDUCCIÓN DE EMISIONES

Las políticas de movilidad sostenibles están cobrando cada vez más fuerza. Éstas se incluyen en las agendas urbanas promovidas tanto a nivel autonómico como local. Es una buena práctica que reporta sobrados beneficios en el corto plazo en la reducción de emisiones. Y que asegura un medio ambiente saludable a nuestras generaciones futuras.


Enlaces relacionados de interés.

* Apartado Redes de Medición en tiempo real del Canal de la REDIAM. Episodios de contaminación alta diarios.

Indicador ambiental de incendios forestales en el Canal de la REDIAM.

* Artículo BLOG. Material particulado y salud humana.