En 2019 se observaron en la zona sur del Parque Natural de los Alcornocales, concretamente en el TM de Tarifa (Cádiz), episodios de defoliación severa por la actividad larvaria del insecto  Lymantria dispar (Linnaeus, 1758), comúnmente conocida como “lagarta peluda”, que ataca principalmente a especies del género Quercus.

 

Los años con poblaciones muy elevadas estas orugas pueden llegar a destruir completamente las hojas de brotes nuevos, e incluso las de años anteriores, causando la defoliación total de los árboles. Como consecuencia de estos daños se produce la pérdida de la cosecha de bellota, se anula el crecimiento del árbol y, en el caso del alcornoque, el desarrollo del corcho. Aunque esto tiene un efecto negativo directo sobre la producción de las masas de encina y alcornoque, no es frecuente que los árboles mueran como consecuencia del ataque, siendo normal el rebrote en 20 o 25 días, y que en el plazo de un mes el follaje esté totalmente recuperado.

Ante esta problemática y siguiendo una metodología similar a la descrita en el estudio de procesos de decaimiento en bosques del Maresme, realizado por el Instituto Cartográfico y Geológico de Cataluña, desde los departamentos de Inventario y Ordenación Forestal y Equilibrios Biológicos de la Agencia de Medio Ambiente y Agua se ha llevado a cabo un estudio para tratar de delimitar las áreas más afectadas durante la temporada 2019. Concretamente, el estudio pretende evaluar el decaimiento sufrido por estas masas a partir de ortoimágenes SENTINEL-2 y datos LiDAR del PNOA, contrastando los resultados con información de campo.

En el estudio se ha tenido en cuenta la siguiente información:

• Capas de ocupación del suelo, formaciones forestales y ecosistemas de Andalucía disponible en la REDIAM.
• Ortoimágenes SENTINEL-2  de diferentes fechas aportadas de forma libre y gratuita por el programa Copernicus.
• Información LiDAR procedente de la primera cobertura del PNOA.
• Capa de rodales del Plan de Lucha Integrada contra Lymantria dispar.

Delimitación del área medidiferencias del índice EVI

Delimitación de área afectada mediante diferencias de EVI

El análisis comparativo de los resultados obtenidos para varios índices de vegetación, calculados a partir de las ortoimágenes SENTINEL-2  (nula y máxima afección), ha permitido detectar y delimitar estas zonas gravemente defoliadas por Lymantria dispar. Entre estos índices se ensayaron el NDVI (Normalized Difference Vegetation Index), el SAVI (Soil Adjusted Vegetation Index) y el EVI (Enhanced Vegetation Index), siendo este último el que mejor resultados ha proporcionado, ya que minimiza el efecto adverso que el pasto y el matorral puede tener en esta discriminación.

A partir de lo observado en campo se buscó el ajuste del umbral de diferencia de EVI (antes y después de la afección) que identificara de forma mayoritaria las zonas donde la defoliación del arbolado fue total. Por último, la cartografía de vegetación existente en la zona de estudio, combinada con otras variables como son la altura de la vegetación normalizada y la fracción de cabida cubierta (obtenidas a partir de los datos LiDAR del PNOA), permitió ajustar con mayor precisión los resultados a las masas arboladas.

El control de Lymantria dispar en Andalucía se desarrolla dentro del Plan de Lucha Integrada contra Lagarta peluda, que nace a raíz de los fuertes ataques sufridos en montes del Parque Natural Los Alcornocales. Es fundamental en el control de la plaga realizar un seguimiento que pueda permitir su detección en el momento que la población comienza a aumentar peligrosamente e intentar mantenerla por debajo del umbral de daños. Los resultados obtenidos en este trabajo son de utilidad para plantear, en zonas concretas, incrementar la intensidad de este seguimiento, así como posibles medidas de control de poblaciones.

Más sobre el Plan de Lucha contra la Lagarta Peluda:  http://lajunta.es/2arud

Consulta la información de la Rediam aquí, http://lajunta.es/11m9q