Ya está disponible la última actualización de los Indicadores Ambientales de Andalucía. En ella destaca la incorporación de nuevos indicadores en materia de calidad del aire.

 

 

La última batería de indicadores ambientales se estructura en 20 temáticas ambientales y 74 indicadores ambientales que se ponen a disposición del ciudadano. Se trata de una potente herramienta que ejerce de base para la realización diagnóstico inicial de la situación actual del medio ambiente en nuestra región. La valoración ambiental de cada indicador se calcula considerando tres parámetros que hacen referencia a los aspectos evolutivos, de situación y de tendencia.

El trabajo desarrollado cada temporada por la REDIAM está dirigido a la mejora continua de las mediciones y su difusión a la ciudadanía. En este sentido, respecto a años anteriores, de los indicadores de 2017 cabe destacar los siguientes aspectos:

1. Nuevos indicadores ambientales en materia de Calidad Ambiental.

En un intento de mejora y continuidad, en la batería de 2017 se incorporan nuevos indicadores en la temática de calidad del medio ambiente atmosférico. Los nuevos parámetros de medida incluidos (gases de efecto invernadero, emisiones de gases acidificantes y eutrofizantes, o la calidad del aire basada en valores para la protección de la salud -partículas PM10 y ozono O3-) permiten obtener una visión más completa de la información sobre calidad del aire.

2. Análisis de resultados.

Desde un análisis global la evolución que han experimentado los indicadores de la batería de 2017 con respecto a los de 2016 muestran algunas variaciones. Pese a que en líneas generales se podría hablar de cierta estabilización de los valores de 2017 con respecto a los de 2016, encontramos cambios y tendencias que merece la pena destacar:

  • Entre las temáticas que han avanzado hacia una situación más positiva destacan la biodiversidad, el reciclaje de residuos municipales, el crecimiento de las energías renovables, los espacios naturales, la calidad de las aguas litorales o la educación ambiental.

Indicadores como la carga contaminante de efluentes urbanos e industriales al litoral, la turbidez y clorofila de las aguas litorales, el aumento de superficie protegida y equipamientos en los espacios naturales, la disminución de cebos envenenados en el medio natural, o el voluntariado ambiental y la participación en el Plan de Formación Andaluz, son algunos de los que atestiguan este crecimiento positivo.

 

  • Entre las temáticas ambientales que muestran una tendencia menos favorable se encuentran el medio forestal, la vegetación y el clima. Éstos se analizan a a través de indicadores como el seguimiento de los daños forestales, el índice de vegetación medio o el calentamiento global. Dentro de esta situación, aunque de forma más parcial, se encuentran otras temáticas como la calidad de las aguas subterráneas, la calidad del aire, con los valores de PM10 y ozono troposférico, o el medio ambiente urbano.

 

En la actualidad los trabajos de elaboración de la Batería de indicadores de 2018 se encuentran en pleno proceso de desarrollo. Se prevé su finalización para el último mes de 2019.  Esta nueva anualidad incluye nuevos indicadores relacionados con la movilidad urbana y con el I+D+i pero aún no puede predecir el tendencia que van a adquirir estos.

 

Más información…